Autor Tema: Oda a Pinetop Perkins  (Leído 2252 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Sonnyboy

  • Moderator
  • Enganchado al Rincon
  • *****
  • Mensajes: 343
Oda a Pinetop Perkins
« en: 28 Marzo 2011, 11:42:30 »
Oda a Pinetop Perkins
Texto: Jesús Miranda
Fotos: Alex Rodriguez

Te fuiste con las últimas horas del invierno, sin llegar a ver la que podría haber sido la primavera número 97 de tu vida aunque, la verdad, para alguien que tanto vio y vivió a lo largo de existencia tan dilatada y excitante, unas pocas flores más o menos poca importancia deben tener.
Tras pasar la vida en la carretera y recorrer cientos de miles de millas, pasando del infame tugurio de pueblo al bullicioso local de la gran ciudad, para acabar encabezando carteles en los teatros y festivales de medio mundo, quiso el destino que al final te encontrase la parca en tu casa de Austin, Texas. Quién sabe si con tanto moverte no la tuviste un poco despistada.

Dicen que tu corazón palpitó su última docena de compases mientras descansabas. Probablemente estarías echando una de esas siestas que echan los venerables ancianos que como tú, viven con la reposada tranquilidad del que habiendo hecho de todo, todo lo tiene hecho y hace tiempo comprendió que,  por muy amarga que pueda llegar a ponerse la vida, merece la pena vivirla hasta el último aliento. Tú desde luego no cejaste en el empeño y por eso decidiste celebrar tus 97 cruzando una vez más el Atlántico, rumbo al Festival de Blues de Hondarribia. Allí recibirías el último homenaje de tus admiradores europeos, entre los que tuve la enorme fortuna de encontrarme para constatar las toneladas de cariño y quintales de respeto que alguien como tú inspiraba en los aficionados al Blues y a la Música en general.



Después de todo, ese Dios al que honrabas no tocando Blues en su día, no se ha olvidado de ti y te ha llamado a su lado. Aunque me vas a permitir que dude que en el fondo no se percatara de que tu “Precious Lord”, sonaba a lo que sonaba y a las pruebas me remito, que para eso quedó grabado…Que por cierto, cuenta Bob Margolin, personaje de intachable credibilidad, que en más de treinta años no te había escuchado tocar otra cosa que no fuera Blues hasta aquella tarde de domingo, al inicio de las sesiones que iban a dar lugar al disco “Chicago All Star Blues Session” y que le impactó tanto que, sentado tras el piano y sin poder aguantar el gusanillo, le propusieras tocar ese tema, “pero sólo la parte instrumental, que la que cantaba era mi madre y no me sé la letra”, que decidió incluirla como último corte del álbum. 

Ah…el bueno de Bob. Sin duda vuestra relación ha tenido que ser extraordinaria. No hay más que ver con qué infinito respeto te trató él siempre y como tú, en las últimas veces que os vimos juntos sobre el escenario, le buscabas con la mirada cuando se acercaba un cambio o llegaba el final de un tema. Al fin y al cabo os conocisteis en 1973 cuando él apenas era un muchacho y tú con tus 60 años, eras el mayor de la banda que acompañaba a Muddy Waters en la cima de su carrera. Aunque… ¿eras realmente el más viejo? No sé…, si es cierto lo que cuentan de que el Gran Hombre aprovechó el papeleo de su fichaje con Aristocrat, en 1948, para colarle a Leo Chess que había nacido en 1915 y no en 1913, lo mismo hasta te llevaba tres meses. Sea como fuere, estarás de acuerdo conmigo en que fue todo un golpe de suerte que Waters se fijase en ti cuando decidió cambiar de pianista en 1969 y que eso te hizo visible a los ojos del gran público, cuatro décadas después de haber iniciado tu carrera.

Y es que cuesta hacerse a la idea de lo que supone una vida de casi 100 años. A mí me escalofría el pensar que para cuando viste la luz por primera vez allá en Belzoni, Mississippi, el Titanic todavía estaría decidiendo donde tocar fondo y al archiduque aquel por cuya muerte empezó la Gran Guerra, le quedaban un par de afeitados. Joder…si lo más probable es que tus abuelos naciesen esclavos y, si es verdad eso de que cogiste el vicio con solo 9 años, para cuando fumaste el primer pitillo los únicos blueses que había grabados eran los de Mamie Smith y todavía tendría que pasar un tiempo para que Blind Lemon Jefferson llevase el Blues, tal y como se estaba tocando en el Sur, a un estudio de grabación.

Cuenta David “Honeyboy” Edwards, el único bluesman de tu época que te ha sobrevivido, que llegaste a su pueblo, Shaw, siendo apenas un crío y que te instalaste con tu madre y tu padrastro en una plantación a media milla de donde él vivía. Según recuerda en el libro “The world don’t owe me nothing”, fue ese hombre que vivía con tu madre, Cornelius Shepherd, quien te enseño a tocar el piano y a los 14 años ya dominabas el estilo barrelhouse y eras un habitual del Juke joint local, que regentaba una tal Molly. Luego, tras las inundaciones de 1927, cada uno tomasteis un camino para huir de la miseria y tu pista se perdió.



Supongo que en los años de la Gran Depresión te buscarías la vida como buenamente pudiste, tocando aquí y allá, en tugurios y fiestas en los que sacar algo de dinero. Como tantos otros, aprendiste de los músicos con los que te cruzaste y de aquellos que te engancharon con sus discos. Está claro que tanto Leroy Carr como Roosevelt Sykes se contaban entre ellos, aun cuando por aquella época tu instrumento fuese más la guitarra que el piano. Y por supuesto, estaba el Boogie Woogie de tipos como Pinetop Smith. También imagino que por aquel entonces la gente todavía te llamaría Willie Perkins y que no entraba en el guión heredar el apodo de este malogrado pianista, muerto de un disparo en 1929, a la temprana edad de 24 años.

Aunque hay quien afirma que en la década de 1930 ya andabas con Robert Nighthawk y Sonny Boy Williamson (Rice Miller) otros cuentan que no os conocisteis hasta unos años más tarde, cuando este último te propuso entrar a formar parte de su combo para el programa “King Biscuit Time”, uno de los más populares que la KFFA emitía para todo el Delta desde Helena, Arkansas. El caso es que cuando te enrolaste en aquella historia, que duró de 1943 a 1948, lo hiciste como pianista, porque hacía ya tres años que una gachí te había pegado un navajazo que cortó algunos tendones de tu brazo izquierdo y todas tus aspiraciones como guitarrista. Si bien aún no habías dejado constancia grabada de ello, tu dominio del boogie-woogie  hizo que tus compañeros comenzaran a llamarte Pinetop.

Tu primer viaje al norte se produjo en 1948, cuando acompañaste a Robert Nighthawk a Chicago. Eran los años en los que Leonard Chess trataba de poner en marcha su compañía, conjugando los nuevos talentos que llegaban del Sur con personajes como Nighthawk, que ya contaban con experiencia previa en los estudios de grabación. Tras aquellas sesiones para Aristocrat, decidiste regresar al Sur porque la gran ciudad te pareció fría y hostil, razón por la cual no presenciaste la eclosión del que sería tu jefe veinte años más tarde.
A tu regreso trabajaste con B.B.King, aunque al final no te enrolaste en su banda y acabaste asociándote con un joven discípulo de Robert Nighthawk llamado Earl Hooker. Con él recorrerías el Sur durante los años 50, deteniéndote frecuentemente en Memphis, donde por fin grabarías en 1953 tu celebrada versión del “Pinetop´s Boogie Woogie” para la Sun Records de Sam Philips. Allí dejarías muy impresionado a Ike Turner, entonces un avispado jovenzuelo de 22 años que trabajaba como cazatalentos para Philips, que desde ese momento te reivindicaría como su principal influencia pianística.



En los años siguientes seguirías trabajando con unos y con otros, mientras la música rompía barreras raciales mucho más difíciles de superar desde el punto de vista social. El surgimiento del Rock & Roll fue dejando a un lado a los músicos que como tú, practicaban estilos anclados en la tradición sureña y finalmente, aceptaste la invitación de Earl Hooker para trasladarte a Chicago. Allí tomaste parte en alguna de sus grabaciones de finales de los 60, te moviste por los clubes de la ciudad y esto te permitió estar en el sitio justo en el momento oportuno.
A diferencia de lo que mucha gente creímos durante un tiempo, no fue la prematura muerte de Otis Spann lo que te abrió las puertas de la banda de Muddy Waters, sino las diferencias que existían entre ambos. Waters, consciente de la prometedora carrera solista de Spann y un tanto cansado de que este tratase de imponerle a su mujer Lucille como cantante, decidió prescindir de sus servicios un año antes de que el cáncer se llevase por delante al bueno de Otis y pensó en ti, un veterano de la vieja escuela menos proclive a las innovaciones, para sustituirle.
Así, en el verano de 1969 tu nombre apareció por primera vez en los créditos de un disco de Muddy Waters junto con el de los guitarristas Pee Wee Madison y Sammy Lawhorn, el bajista Sonny Wimberley, el armonicista Paul Oscher y el baterista Willie “Big Eyes” Smith, que con el tiempo se convertiría en uno de tus compañeros más fieles.   

Durante doce años, fuiste el imprescindible pianista de la banda con la que Waters viajó por medio mundo, grabó un buen puñado de discos imprescindibles (“Unk in funk”, “Muddy Mississippi Waters Live”, “The Muddy Waters Woodstock Album”,”I´m ready”, “Hard Again”, “King Bee”…) y apareció en la mítica película “The Last Waltz”, además de en diversos documentales como el celebrado “Blues Summit in Chicago”, en el que gente como Johnny Winter, Mike Bloomfield, Dr. John, Junior Wells y Buddy Guy rinden homenaje al maestro y a ti se te ve más chulo que un ocho manejando el cotarro tras el piano. En 1973, Muddy había sustituido a todos los músicos de la banda, excepto a ti y al bueno de “Big Eyes”, de forma que desde ese año la formabais vosotros dos con Bob Margolin, Luther “Guitar Jr.” Jonhnson, Calvin “Fuzz” Jones y Jerry Portnoy.
A finales de la década las cosas se pusieron bastante tensas con Waters por causa del dinero. Desde que Muddy contratara a Scott Cameron como representante en 1974, la pasta había comenzado a entrar a su bolsillo como nunca antes lo había hecho y cuando la cosa se hizo evidente, no os pareció justo que vuestras condiciones salariales apenas hubiesen mejorado en ese tiempo, así que llegado el verano de 1980 dejasteis plantado al Gran Hombre y os buscasteis la vida por otras vías.
Margolin y Johnson montaron sus propios tinglados y el resto os embarcasteis en The Legendary Blues Band junto con Louis Myers. Con esta banda grabarías 2 discos (“Life of Ease” y “Red, Hot & Blue”) en 1981 y 1983, año en que dejaste el grupo porque consideraste que con 70 años recién cumplidos, había llegado la hora de debutar como solista. Todavía tuvieron que pasar otros 5 para que al fin apareciese “After Hours”, tu primer disco como líder. Más vale tarde que nunca.

Si total, aún te quedaban más de veinte años para explotar tu talento y sacar más de una quincena los discos. Sin dejar de participar en tantos proyectos de otros artistas como pudiste y colaborando con casi todo el que te lo proponía, fuiste acumulando nominaciones a los Grammy (“Born in the Delta” en 1998, “Legends” junto a Hubert Sumlin en 2000 y “Ladies Man”, en el que te rodeas de un buen puñado de chicas que te idolatraban, en 2005) y ganando tantas veces el Blues Music Award al mejor pianista, que en 2003 tuviste que renunciar a que te nominasen más y el premio pasó a llevar tu nombre.
En 2005, los Grammy te reconocieron con un premio honorífico, quizá porque pensaban que con eso ya te darías por satisfecho. Pero todavía tenías que celebrar tu 95 aniversario con un disco, “Pinetop Perkins and Friends”, editado por Telarc en el verano de 2008, en el que te rodeaba una constelación de figuras de primer nivel como Eric Clapton, B.B. King y Jimmy Vaughan.
Y para rematar, en 2010 presentaste esa deliciosa celebración de la vieja escuela del Blues de Chicago que es “Joined at the Hip”, junto con tu amigo de tantos años, Willie “Big Eyes” Smith, para ganar el que es tu tercer Grammy y convertirte así en la persona de más edad que ha logrado este galardón. A fe mía que va a estar complicado el desbancarte de ahí.



Recibiste todos estos galardones con agrado, aunque tu mayor premio fue disfrutar de esa extraordinaria genética que te permitía gozar cada día de los pequeños placeres de la vida, con actitud positiva y despreocupada. Fumabas desde 1922 y nunca dejaste el tabaco…más bien él te dejó a ti por imposible. Comías casi a diario en McDonalds, hamburguesas dobles con queso acompañadas de pastel de manzana como postre, y no creo que supieras lo que era el colesterol. Dejaste la bebida a los 85 años, tras atravesar un amargo periodo por la muerte de tu esposa y tener algún problemilla con una de esas absurdas leyes vuestras relativas al alcohol, pero eso tampoco te impidió seguir adelante.
En tus últimos años, recibiste el calor y el cariño de tantos y tantos aficionados al Blues que se emocionaban ante tu sola presencia sobre el escenario. Pocos artistas han despertado tanta simpatía por parte de sus compañeros de profesión y unánime es el sentimiento de vacío que deja tu partida. No exagero si digo que contigo se apaga la llama de una de las últimas leyendas de un género que tanto tiene de legendario, aunque el rescoldo se mantendrá siempre vivo en la memoria los que te conocieron y compartieron tus experiencias.

Muchos amantes del Blues hemos sentido sinceramente tu marcha, aun cuando esta se presentía inevitablemente cercana, y en estos primeros días de tu ausencia, nos aferramos a tus discos porque nos cuesta admitir que finalmente se haya ido ese entrañable abuelete de ojos vivos, calcetines estampados con teclas y teclas en el bastón, que a nadie negaba una foto y un sonriente apretón de manos.
 
Larga fue tu vida y profunda la huella que dejó.

Hasta siempre Mr. Pinetop.
« última modificación: 28 Marzo 2011, 12:36:08 por Sonnyboy »
Los enanos de mi circo, ya me sacan dos cabezas.

Desconectado alexblues

  • Moderator
  • Vicioso del Rincon
  • *****
  • Mensajes: 1.328
Re:Oda a Pinetop Perkins
« Respuesta #1 en: 28 Marzo 2011, 12:12:35 »
muy bien señor Jesúsboy muuuy bien.

Desconectado Azul

  • Publico
  • Vicioso del Rincon
  • *
  • Mensajes: 5.423
Re:Oda a Pinetop Perkins
« Respuesta #2 en: 28 Marzo 2011, 12:25:42 »
Realmente bueno, y se ve que "no te lo han contado", se nota que es fruto de tu experiencia personal. Y excepcionales también las fotos de Alex.
« última modificación: 28 Marzo 2011, 12:40:25 por Azul »

Desconectado Napalm

  • Club
  • En el Rincon
  • ****
  • Mensajes: 199
  • Sweet Hon Darribia
Re:Oda a Pinetop Perkins
« Respuesta #3 en: 28 Marzo 2011, 15:10:28 »
Buenísimo Jesús
Paz y Amor
Que me den mucho amor y que me dejen en paz

Desconectado Pablinchi

  • Club
  • Enganchado al Rincon
  • ****
  • Mensajes: 274
  • Let The Good Times Roll
Re:Oda a Pinetop Perkins
« Respuesta #4 en: 28 Marzo 2011, 16:28:23 »
Fantastico !

Desconectado cartapacio

  • Club
  • Vicioso del Rincon
  • ****
  • Mensajes: 1.854
Re:Oda a Pinetop Perkins
« Respuesta #5 en: 28 Marzo 2011, 16:52:57 »
Chapó Sonny,normalmente me suelen cansar los textos largos,pero este ha sido un disfrute desde la primera linea y he aprendido muchas cosas que no sabia.



saludos a todos.

Desconectado sister marion

  • Publico
  • Nuevo en el Rincon
  • *
  • Mensajes: 1
Re:Oda a Pinetop Perkins
« Respuesta #6 en: 28 Marzo 2011, 22:42:50 »
Jo....qué bonito Jesús!!
Gracias por compartirlo.

Un saludo a todos desde Barcelona!


Desconectado Azul

  • Publico
  • Vicioso del Rincon
  • *
  • Mensajes: 5.423
Re:Oda a Pinetop Perkins
« Respuesta #7 en: 29 Marzo 2011, 08:03:25 »
Saludos para tí, Miryam, que estás muy perdida.

Desconectado cartapacio

  • Club
  • Vicioso del Rincon
  • ****
  • Mensajes: 1.854
Re:Oda a Pinetop Perkins
« Respuesta #8 en: 29 Marzo 2011, 11:14:15 »
Tengo que reconocer que he conocido a Pinetop,gracias a este foro,quizás conocer no sea la palabra correcta,después de leer algunos artículos sobre él en los últimos meses descubrí que estaba en muchos discos que tenía.......me puse a mirar en discos de algunos de los músicos mencionados y pude ver su nombre en la sombra,también me hizo gracia encontrarlo en ese viejo vinilo que un día compré en una feria de discos de segunda mano(lo compré por la portada,lo juro)hablo de la "Legendary blues band" y el "Red,hot and blue"las últimas veces que lo he escuchado ha sido como protagonista de sus discos,es como esos grandes actores secundarios que pasan desapercibidos hasta que te fijas un dia en ellos y luego los encuentras en muchas grandes películas.

En muchas facetas de la vida hay un Pinetop Perkins,ha sido un placer conocerte otra vez.
saludos

Desconectado Pobas

  • Administrador
  • Vicioso del Rincon
  • *****
  • Mensajes: 4.168
  • Sonny boy II desayunaba Cereales con whisky ???
    • Web personal sobre la armónica de blues
Re:Oda a Pinetop Perkins
« Respuesta #9 en: 29 Marzo 2011, 13:03:18 »
Genial sonny, me ha encantado....
-- Sabías que Sonny boy II desayunaba Cereales con whisky --

 http://www.armonicablues.com |

Desconectado MuddyBoy

  • Publico
  • En el Rincon
  • *
  • Mensajes: 171
Re:Oda a Pinetop Perkins
« Respuesta #10 en: 30 Marzo 2011, 00:16:21 »
Que hermosas palabras.. gracias por compartirlas con todos nosotros.