Autor Tema: Champion Jack Dupree, por Ramón. 4ª entrega  (Leído 920 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Azul

  • Visitante
Champion Jack Dupree, por Ramón. 4ª entrega
« en: 10 Febrero 2011, 17:48:50 »
2.3 New York, 1944.




Al término de la guerra, “Champion” Jack Dupree regresó a Estados Unidos y se instaló en New York. Eran las épocas en que, tras la victoria contra el fascismo en Europa, muchos afroamericanos empezaron a pensar que iba siendo la hora de terminar con el racismo secular y la discriminación en su propia casa. Con el crecimiento económico que siguió a los años de la contienda, muchos trabajadores negros alcanzaron una relativa estabilidad económica y en el barrio de Harlem surgieron como setas pequeños clubs donde podían escuchar música y gastar dinero. Al mismo tiempo en esos clubs, además de ofrecerse buenas posibilidades a los músicos; se gestaba un cambio de mentalidad en la población de color que daría su fruto en los 60’s con las revueltas raciales y los movimientos en defensa de los derechos civiles y contra el racismo. Aunque todavía quedaba –y probablemente queda- mucho camino, los clubs de Harlem fueron, entre otras cosas pioneros en aceptar a un reducido número de aficionados blancos que se acercaban a escuchar una música a la que, unas décadas antes, ni siquiera hubiesen prestado atención.
Aunque la ciudad de Nueva York nunca llegó a crear un estilo propio, en Harlem se escuchaba Blues desde la década de los veinte. A partir de 1935 la emigración llevó a la gran ciudad a un buen número de músicos negros provenientes en primer lugar de la zona de los Apalaches y posteriormente de todos los estados sureños. Hacia mediados de los cuarenta el R&B tenía su templo (el Apollo) y un buen número de sellos discográficos (Gotham, Savoy, Regal, Atlantic...) dispuestos a editarlo.
En el barrio universitario de Greenwich Village otro tipo de Blues, de carácter más rural y directamente influenciado por Blind Boy Fuller se escuchaba en cafes y pequeños locales. Josh White y Leadbelly se habían asentado en la ciudad en los años treinta y fueron, en parte, responsables de la entrada del Blues en lo que posteriormente se conocería como folk music gracias a una música basada en el directo y en un tratamiento ligeramente contestatario que cuajaría rapidamente entre los sectores más progresistas de la población blanca. Algunos músicos, como Brownie McGhee, explotaron simultáneamente ambos filones tocando Piedmont para el público folk del Village y Blues eléctrico con banda en los clubs de Harlem.



Jack  continuó con su carrera musical siendo uno de los primeros músicos de blues en grabar tras el periodo de la guerra. Receloso de contratos con obligaciones abusivas graba para  diferentes compañías, entre las que se incluyeron Savoy, Continental, Lenox, Apollo, Abbey, Derby, Red Robin, Atlantic y otras, hasta un número de 21; a veces utilizando alias como Meat Head Johnson, Lightnin' Jr. y varios más con motivo de esquivar las condiciones impuestas por alguna discográfica. De ese periodo destacan las grabaciones efectuadas en solitario para el sello Joe Davis en  1944 y 1945, reeditadas en 1982 por Red Pepper; fuertemente influenciadas por la música de Peetie Wheatstraw, un músico influido a su vez por Leroy Carr, que afirmaba haber vendido su alma al diablo y se hacía conocer por sobrenombres tan espectaculares como “El Príncipe de la Oscuridad”, “El Yerno del Diablo” o “El Sheriff del Infierno”.
 En el 45 compone, con motivo de la muerte del presidente Roosevelt “FDR Blues”. También cabe recordar los cuatro cortes conocidos de una sesión en Nueva York para el sello Apollo en el que, bajo el nombre “Brother Blues & The Back Room Boys” grabó junto a Brownie McGhee (con el que compartió numerosas actuaciones en los clubs de Harlem hasta finales del los 40’s) y a un bajista del que no conocemos el nombre. Para la misma casa discográfica y de nuevo con Brownie McGhee, el vocalista Bob Harris y otros músicos que permanecen anónimos; registra a finales del 49 y bajo el nombre de “Duke Bayou & his mystic six” algunos temas que en 2002 reeditaría Delmark en “The Back Porch Boys”, un cd. recopilatorio de grabaciones efectuadas para el sello Apollo durante esas fechas.
 En el 52 graba para el sello Harlem con el seudónimo de Lightning Junior. Espléndidas son también las grabaciones efectuadas junto a Sonny Terry y Brownie McGhee para Robin a primeros de 1953.
En Abril del mismo año ficha por el sello de Cincinnati (Ohio), King donde permanecería grabando hasta finales del 55.



Hacía esas fechas rompe con Lucille, su segunda mujer y realiza una gira de los “Universal Tours” por todo el país, promovida por Martín Grahan y acompañado por Little Willie John (un gran vocalista y compositor de los inicios del R&B que sería encarcelado a mediados de los sesenta por haber apuñalado a un hombre durante una discusión y moriría poco después de neumonía sin haber abandonado la Prisión Estatal de Washington) y el armonicista de Helena (Arkansas), George Smith uno de los primeros en amplificar su instrumento y un maestro de la cromática junto al que, en Noviembre y en Cincinnatti graba "Sharp Harp", "Overhead Blues" y algunos otros temas. Cuando la gira finalizó en Los Ángeles, George Smith se estableció allí, más tarde pasaría a formar parte de la banda de Muddy Waters.
En Nueva York y en 56, Dupree grabaría tres temas con Little Willie John, uno de los cuales (“All Around the World”) llegaría a alcanzar un buen número de ventas y sería un punto alto en la corta carrera de Willie.
Hacia el 54 participa en la grabación de algunos buenos discos de su amigo el guitarrista Larry Dale (incluyendo el mayor de sus éxitos "You Better Heed My Warning"/"Please Tell Me") con una banda que también incluye a Mickey Baker y para el sello Groove.
Con la lección del R&B bien aprendida, Champion compone y graba un largo número de títulos cuyos temas alternan la seriedad con el tratamiento sarcástico y humorístico, como en el caso de “Walking The Blues”, un dueto con el saxofonista Teddy "Mr Bear" McRae que constituiría un éxito para King en el 55 permaneciendo 11 semanas en la que sería su única aparición en toda su carrera en las listas de éxitos del R&B. Durante el periodo King también se haría acompañar a menudo por pequeños combo que incluyen a Dupree al piano y a Mickey Baker (que a la sazón era uno de los músicos de la casa Atlantic y sus sellos subsidiarios); Jerome Garr o Edwin Moire en la guitarra; Nathaniel Perrilat y otros al bajo; Cornelius Thomas y Milton Batiste a la batería; Sidney Grant o Charles Connors al tenor y Alexander Lightfoot en la armónica entre otros músicos.



En Octubre participa en el “Lucky Seven Blues Show”, otra serie de bolos con Universal Tours que se prolongan hasta primeros del año siguiente recorriendo por buen número de ciudades e incluyendo una fecha en el Apollo de New York. En Enero del 56 actua en el Savoy Ballroom de Harlem con Marie Knight. Otis Willians and The Charms. Little Willie John y the Hal Singer Orchestra también formaban parte de la gira. Durante el 56 y el 57 graba diferentes sencillos que incluyen dos nuevas versiones de “Walking The Blues” (que también sería versioneada por Willie Dixon para Chess) para sellos subsidiarios de RCA como Vik y Groove. Poco después le encontramos asentado en el club Ringside, de Harlem donde dirige un pequeño combo que cuenta con el saxo tenor Pete Brown y el guitarrista Larry Dale (Ennis Lowery), un texano que formó parte de la orquesta de Cootie Williams y se movía con igual soltura en los terrenos del jazz y del blues
La prolífica etapa que abarca el final de la década de los cuarenta y casi toda la del cincuenta produjo una inmensa cantidad de grabaciones, muchas de ellas acompañado por excelentes músicos de viento y con un sonido increíblemente urbano y moderno para la época; bajo un buen número de pseudónimos y repartida en una buena cantidad de sellos discográficos. Cuando la fórmula “Si el dinero está preparado, “Champion” Jack Dupree  puede grabar para ti” parecía funcionar de maravilla, la aparición de su primer disco de larga duración viene a consolidar su fama en el circuito de la música para negros y a abrir tímidamente la puerta a un nuevo tipo de oyentes de raza blanca.

2.4  Blues from the Gutter. 1958

En Febrero del 58 graba para Atlantic, en Nueva York y –sorprendentemente para la época- en estereo;  “Blues From The Gutter” que, publicado en Abril del año siguiente, sería su primer álbum y para muchos la cumbre de su carrera. Al menos fue el que consolidó su carrera americana dándole a conocer entre un público más amplio y con repercusión en el circuito de los todavía no demasiado numerosos aficionados blancos. Para Jack supuso la primera oportunidad de trabajar de una forma más relajada, sin las prisas ni las presiones en busca de comercialidad que las discográficas exigían a la hora de incluir un nuevo sencillo en su catálogo.



El disco, producido por Jerry Wexler -un judio de Nueva York enamorado de la música negra al que se atribuye la creación del término Rythm and blues, que en los 50’s fue responsable de la entrada en el sello de Ray Charles y que ya había trabajado con The Driffters y Joe Turner-, cuenta con una potente banda que incluye a dos buenos amigos, el saxofonista Pete Brown y el guitarrista texano Larry Dale; que en los créditos del disco aparece como Ennis Lowery, su nombre real; para evitar problemas entre casas discográficas y en cuya banda había militado el propio Jack colaborando en temas como "You Better Heed My Warning" y algunos otros cortes publicados por Groove en el 54. Larry vendría a Europa de la mano del crítico británico John Browen a principios de los noventa  para participar en un buen número de festivales. Fallecío a los 86 años, el 19 de mayo de 2010 en su apartamento de Nueva York.
El resto de los acompañantes son el bajista Wendell Marshall (que había estado con la banda de Duke Ellington el el periodo 48-55) y el batería Willie Jones (conocido en el mundo del jazz por haber sido acompañante de figuras como Lester Young, Charles Mingus y Thelonius Monk). El disco incluye estupendas versiones de clásicos como "Stack-O-Lee" y "Frankie & Johnny" y, por supuesto una nueva revisión de "Junker's Blues"  en la que se habla del consumo de marihuana. En alguna de sus múltiples versiones, como la del Festival de Montreux, relata la historia de una detención por consumo que en ultima instancia finaliza cuando el juez “....cogió un poco de mi hierba y dijo: Dupree, estás libre”. Años más tarde Brian Jones, de los Rolling Stones declararía que tanto el disco como la guitarra de Larry Dale figuraron entre sus primeras influencias.
 No volvería a grabar en Estados Unidos hasta 1990, poco tiempo antes de su muerte.

Autor: Ramón del Solo